Luces

¿Qué soy?

Desde hace algo más de un año me cuesta explicar a lo que me dedico, porque son muchas áreas, son muchas profesiones…Al principio respondía a la pregunta con un –Soy formadora-. A lo cual mi interlocutor me preguntaba -«de qué«-. Al principio había un gran silencio mientras reflexionaba profundamente sobre –¿Qué enseño, qué hago?

Con el tiempo cambié mi respuesta a soy formadora y coach, de nuevo, mi interlocutor me volvía a preguntar lo mismo que antes -de qué. Y, ¿qué enseñas? ¿Qué hace un coach?- Y de nuevo se provocaba un gran silencio por mi parte, porque no sabía cómo explicar a lo que me dedico.

En otros foros, donde saben que soy autónoma/empresaria, hay quien pregunta directamente -¿Y dónde tienes tu tienda?- O cuando saben que me dedico a la formación –¿Dónde tienes tu academia?

Llevo un tiempo dándole vueltas a este asunto. ¿Qué soy? No soy autónoma por elección, lo soy porque es la única manera que he encontrado hasta ahora para dedicarme a lo que me gusta. Un régimen en la seguridad social no debe definir una profesión. Los autónomos ocupamos todos los epígrafes de la Seguridad Social, nos dedicamos a tan diversas profesiones como existen, de hecho, hasta las inventamos, las nuevas profesiones surgen de nuestro colectivo. Y muchos autónomos no tenemos «tienda», o trabajamos desde casa o en un coworking o en las instalaciones de nuestro cliente. A veces, lo único que tenemos en común es que somos socios directos de Hacienda.

En diciembre finalizo mi certificado de profesionalidad como Docente de Formación para el Empleo, en el que tanto estoy aprendiendo sobre esta profesión que ejerzo. Y desde que comencé a estudiarlo, a la pregunta respondo – Soy docente de formación para el empleo y coach organizacional, que traducido al castellano, soy profesora para adultos en el puesto de trabajo y ayudo a empresas y personas a continuar hacia adelante.-

Hace semanas que he decidido responder de otra manera a esta pregunta. Soy Lorena Fernández, una mujer con buen sentido del humor, abierta a nuevos proyectos, dispuesta a vivir cada momento que esté en este mundo, y para ello mi profesión es ser profesora, es ser acompañante en el desarrollo personal y profesional de las personas. Especializada en comunicación y finanzas. Una mujer decidida, que sabe lo que quiere, que cree firmemente en las colaboraciones entre iguales. Una mujer que cree en el aprendizaje colaborativo, en dejar a las personas adultas libertad para expresarse, para ventilar sus preocupaciones y para centrarse. Soy profesora, coach, mentora, esposa, hija, hermana, amiga, tía, cuñada. Soy muchas cosas más de las que indica mi epígrafe de la Seguridad Social. Y mi profesión define una parcela sobre mí, pero no todo. Y el hecho de ser autónoma no significa que me guste o no serlo, ni que tenga que tener una tienda o que me tenga que quejar de mis impuestos.

Estoy convencida de que toda la vida continuaré buscando espacios y colaboraciones que me permitan continuar acompañando a personas. Pero nunca podré decir que mi régimen o mi epígrafe sea el mismo siempre. Las personas somos diversas, y tenemos muchas inquietudes. Cambiamos con el paso del tiempo, con la marca de las experiencias. Por favor, no me pregunten más qué soy cuando quieren conocer mi profesión…Porque me cuesta mucho responder, soy muchas cosas. Mejor pregúntenme hacia dónde voy y les contaré mis proyectos.

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *